PUYOL-ABOGADOS BLOG

¿CONOCEMOS REALMENTE LO QUE ES WHATSAPP?

Feb
03

WhatsApp es una aplicación de mensajería instantánea para teléfonos inteligentes, que envía y recibe mensajes mediante Internet, complementando servicios de correo electrónico, mensajería instantánea, servicio de mensajes cortos o sistema de mensajería multimedia.

“WhatsApp”’ constituye un juego de palabras entre la frase en inglés “What’s up?” utilizada en en lenguaje coloquial a modo de saludo (“¿Qué tal?” o “¿Cómo va?”’) y el diminutivo app de la palabra inglesa application (“aplicación”, utilizada en este caso como programa informático para teléfonos móviles). El nombre completo de esta aplicación para teléfonos móviles es WhatsApp Messenger.

En el mundo hispanohablante es común encontrar personas que se refieren a este programa de una forma simplificada como “wasap” o incluso “guasap”. En el lenguaje coloquial, también se utiliza el nombre de “WhatsApp” para referirse a un mensaje enviado o recibido a través de este programa. Por ejemplo: “Te he enviado un WhatsApp”[i].

Su funcionamiento es idéntico al de los programas de mensajería instantánea para ordenador más comunes. La identificación de cada usuario es su número de teléfono móvil. Basta con saber el número de alguien para tenerlo en la lista de contactos.

Es imprescindible que, tanto el emisor como el destinatario, tengan instalada esta aplicación en su teléfono. Para poder usar WhatsApp hay que contratar un servicio de internet móvil. Los mensajes son enviados a través de la red hasta el teléfono de destino[ii].

Además de utilizar la mensajería en modo texto, los usuarios de la libreta de contacto pueden crear grupos y enviarse mutuamente, imágenes, vídeos y grabaciones de audio. Según datos de 2016 supera los 1000 millones de usuarios superando en 100 millones a Facebook Messenger.

Tal como se describe en Wikipedia[iii], originariamente[ WhatsApp Inc. fue fundada en 2009 por Jan Koum (quien había llegado desde Ucrania a Estados Unidos a principios de los años noventa hablando muy poco inglés), quien había sido anteriormente el director del equipo de operaciones de plataforma de Yahoo! y el antiguo jefe del equipo de ingenieros de Brian Acton.

Originalmente, WhatsApp era una utilidad de agenda «inteligente» dónde se podía ver qué estaba haciendo cada persona con el fin de saber si estaba disponible para hablar o si era mejor contactar en otro momento, a través de SMS, etc., en forma de programar estados específicos a determinadas horas.

A diferencia de otras apps de comunicación, como MSN o Aol, utiliza directamente la información de la libreta de contactos del usuario, evitando crear manualmente un nombre de usuario y una contraseña. Esta filosofía se resume en la siguiente declaración, llevada a cabo en el año 2009, y que afirmaba lo siguiente:

Tú recuerdas esto. Apuesto que sí, Tus padres usaban estos antes que fuera posible almacenar contactos eléctricamente. Pero poco ha cambiado desde entonces. Ok tú no usas un lápiz o bolígrafo para escribir los contactos, eso ha cambiado. Pero tu libreta de direcciones ha permanecido estática. No tiene vida, de hecho, no es inteligente. Mientras tu tiene el más poderoso y sorprendente teléfono inteligente tu libreta de direcciones se mantiene lo opuesto de inteligente. […]”[].

WhatsApp era originalmente una app para dispositivos BlackBerry, y más tarde IPhone. Los estados se podían difundir a todos los contactos o sólo unos específicos, simulando un chat o conversación.

Desde un punto de vista técnico, WhatsApp, se caracteriza con relación a los servidores que utiliza, por el hecho de que la conexión a los mismos no se lleva a cabo desde la página web, sino directamente desde el móvil que se tenga sincronizado a ella. De esta manera, todas las conversaciones y las imágenes que se manejen se están descargando del servidor y de manera simultánea se incorporan a la web de manera directa desde el teléfono o terminal móvil que se estén utilizando, por lo que si este falla o tienen algún tipo de error, no se podrá utilizar dicho servicio.

Todo esto indica que, a juicio de algunos técnicos, que lo que la aplicación WhatsApp web ofrece, no constituye un servicio de mensajería instantánea en la nube propiamente dicho, como el que ofrecen grandes competidores como Telegram, sino que lo que oferta básicamente es un acceso directo a la aplicación del teléfono móvil en cuestión, y todo ello que depende en cada momento del funcionamiento de este para poder funcionar adecuada y correctamente[iv].

Hoy en día se cuestiona si WhatsApp, es por si mismo una red social, o lo va a ser, ya que no puede pasarse por alto, que dicha aplicación comparte con dichas redes sociales, las principales características propias de estas.

En este sentido, puede afirmarse que, por ejemplo, en lo que se refiere a los contactos, que constituyen un punto esencial en toda red social, son los propios números de teléfono de los usuarios, que a su vez, utilicen dicha aplicación. Así, de esta manera, cualquier persona que utilice WhatsApps puedes encontrar a sus amigos y conocidos y comunicarse con ellos. Además, existen otras posibilidades, tales como construir un perfil personal, conversar, compartir archivos y hacer grupos, hechos análogos a los que suceden cotidianamente en cualquier red social[v].

Sin embargo, hay detractores de esta postura, que entienden que WhatsApp es simplemente un servicio de mensajería, y no una red social propiamente dicha. En este sentido, se ha afirmado que esta diferenciación es sumamente importante, y ello es debido a que el modo de empleo y cómo la conceptualicen los mismos, va a ser fundamental a la hora de usarlas para definir las estrategias de las marcas, de cara a su uso, y al mismo tiempo de cara a su relación con los clientes y, sobre todo, conociendo, interpretando y aplicando los principios de viralidad e influencia y su posible aplicación[vi].

Así, se puede afirmar que, hoy en día, las redes sociales tienen unas características concretas que determinan su modo de uso y que se identifican en función de los siguientes criterios que se citan seguidamente:

  • a). En las redes sociales se produce una asociación de personas en torno a unos intereses comunes.
  • b). Están compuestas por nodos (personas o marcas) que se relacionan entre sí y que pueden formar figuras de redes.
  • c). Se comunican a través de internet, por parejas o grupos.
  • d). Las relaciones bidireccionales y los contenidos son el músculo de las redes sociales, aunque el contenido no es estrictamente necesario.

Pero también hay rasgos de diseño o técnicos, menos conceptuales, que pueden ayudarnos a definir:

  • a). Los servicios de mensajería no disponen de un muro y, por lo tanto, no disponen de mensajes públicos.
  • b). Los usuarios de las redes sociales tienen un perfil con información personal.
  • c). Las redes sociales fomentan el contacto con otras personas.
  • d). En los servicios de mensajería, los contactos son personales y de individuo a individuo, exceptuando los grupos, en los que un usuario debe dar acceso previamente.
  • e). En los servicios de mensajería no existen buscadores de contenido ni de usuarios.

Otro aspecto importante sobre WhatsApp es el relativo a su seguridad. Así se ha señalado[vii] que, con el sistema de cifrado utilizado, WhatsApp promete que las conversaciones llevan asociada una clave pública y otra privada, siendo esta segunda la que se comparte únicamente entre las dos partes de una conversación. De esta forma, aunque todos los mensajes pasan por los servidores de Facebook, lo hacen cifrados y por lo tanto únicamente pueden conocer su contenido tanto el emisor del mensaje como su receptor, pero ningún tercero. Por otro lado, una vez que son recibidos por la parte última de la conversación, los mensajes dejan de estar almacenados en los servidores de WhatsApp.

No obstante, ello, desde la propia página web de WhatsApp[viii] se ha señalado que como consecuencia de la implantación de lo que se ha venido en denominar “cifrado extremo”, dicha aplicación se ha vuelto del todo punto segura. Así lo señala la propia Empresa, quien afirma que la seguridad y privacidad de los usuarios forman parte del ADN de WhatsApps, y por ello se ofrece el cifrado de extremo a extremo en las versiones más recientes de la aplicación. Con el cifrado de extremo a extremo los mensajes, fotos, videos, mensajes de voz, documentos y llamadas están seguros.

El cifrado de extremo a extremo está disponible cuando la persona que utiliza la aplicación y los usuarios a quienes se les envía los mensajes están usando una versión reciente de WhatsApp.

El cifrado de extremo a extremo en WhatsApp asegura que solo el usuario emisor y el receptor puedan leer lo que se envía, y que nadie más, ni siquiera WhatsApp, lo pueda hacer. Los mensajes se aseguran con un candado y solo el emisor y el receptor cuentan con el código/llave especial para abrirlo y leer los mensajes. Para mayor protección, cada mensaje que se envía tiene su propio candado y código único. Todo esto pasa de manera automática; sin necesidad de realizar ajustes o de crear chats secretos para asegurar los mensajes.

Finalmente debe indicarse que, desde el mes de octubre de 2.016, por parte de la Agencia Española de Protección de Datos[ix] se ha iniciado de oficio unas actuaciones precias de investigación con relación a WhatsApp para examinar las comunicaciones de datos personales realizadas entre la propia Whatsapp y Facebook, así como los tratamientos que dicha comunicación genera. Estas actuaciones tienen por objeto estudiar si los extremos mencionados respetan la legislación española de protección de datos, así como determinar, en su caso, las responsabilidades correspondientes.

La investigación se está centrando, tal como ha puesto de manifiesto dicho Regulador, entre otros aspectos, en qué información de los usuarios de WhatsApp se recoge y envía a Facebook, los fines para los que se utiliza, los plazos de conservación, o las opciones que se ofrecen a los usuarios para oponerse a los tratamientos de su información personal.

Dichas actuaciones previas de investigación, tienen su causa o motivo desencadenante en el hecho de que en el mes de agosto de 2.016, de manera unilateral  WhatsApp, actualizó los términos de su servicio y la política de privacidad, introduciendo cambios sobre la forma en la que maneja la información personal de sus usuarios, así tras avisar a sus usuarios en septiembre de 2.016 mediante una notificación en WhatsApp, Facebook, propietaria de la app desde 2014, exigía que los usuarios que quisieran seguir usando el servicio aceptaran la nueva situación de intercambio de información personal entre ambas plataformas, debiéndose tener en cuenta, a tales efectos, que la AEPD apoya su investigación a Facebook y Whatsapp, en la «gran inquietud» generada por su nueva política de privacidad, ya que solo en España, en la actualidad, hay 21 millones de usuarios de Facebook, debiéndose tener presente que es el país de la Unión Europea con más uso de WhatsApp, en el que cerca del 70% de los dispositivos móviles en circulación tiene descargada la aplicación de WhatsApp, y todo ello, presuntamente podría conducir, entre otros aspectos a considerar, a una hipotética lesión de los derechos de los usuarios a su privacidad.

Debe indicarse, finalmente, que con relación a esta actuación de la Agencia Española, que la misma está en línea y se está coordinando con iniciativas similares con otras Autoridades de Protección de Datos, como, por ejemplo, las de Alemania, Italia o Reino Unido, si bien cada una de ellas, actúa ejerciendo las potestades que le confieren sus respectivos ordenamientos nacionales internos.


[i] Cfr.: Significado de “WhatApps”. https://www.significados.com/whatsapp/

[ii] Cfr.: ¿Qué es WhatsApp?. FotoNostra. http://www.fotonostra.com/digital/whatsapp.htm

[iii] Cfr.: “WhatsApp”. Wikipedia. https://es.wikipedia.org/wiki/WhatsApp

[iv] En este sentido, “WhatsApp Web: qué es, cómo funciona y todo lo que tienes que saber”. Genbeta. https://www.genbeta.com/web/whatsapp-web-que-es-como-funciona-y-todo-lo-que-tienes-que-saber

[v] Así lo plantea el Blog de EEN-España. Escuela Europea de negocios, en “¿Es WhatsApp una red social?”. 8 de enero de 2.013. http://www.een.edu/blog/es-whatsapp-una-red-social.html

[vi] Cfr.: En Segunda Planta. “¿Es WhatsApp una red social?”, se determina la conceptualización de WhatApps como un servicio de mensajería, antes qué como una auténtica red social, debido a sus cualificaciones de uso y de carácter técnico. https://www.segundaplanta.com/whatsapp-una-red-social/

[vii] Cfr.: GONZALEZ VILLAMIL, Carlos. “El cifrado de WhatsApp no es seguro, las conversaciones se pueden espiar”. Cinco días. 10 de mayo de 2.016. http://cincodias.com/cincodias/2016/05/10/lifestyle/1462894604_072508.html

 [viii] Cfr.: WhatsAPPS. “Cifrado de extremo a extremo”. https://www.whatsapp.com/faq/es/general/28030015

[ix] Cfr.: Agencia Española de Protección de Datos. “La AEPD inicia actuaciones de investigación por la comunicación de datos entre Whatsapp y Facebook”. Nota de prensa de 5 de octubre de 2.016. https://www.agpd.es/portalwebAGPD/revista_prensa/revista_prensa/2016/notas_prensa/news/2016_10_05-ides-idphp.php

 

A %d blogueros les gusta esto: